El alma muere por los pecados no confesados

Antes de la oración del Ángelus de este domingo, Benedicto XVI ha comentado el episodio evangélico de la curación del leproso y ha invitado a los fieles a recurrir con frecuencia al Sacramento de la Confesión.

Benedicto XVI: “Los pecados que cometemos nos alejan de Dios, y si no se confiesan humildemente confiando en la misericordia divina, conducen a la muerte del alma. En el sacramento de la Penitencia, ha explicado el Papa, Cristo nos purifica con su infinita misericordia, mediante sus ministros, y nos devuelve “a la comunión con el Padre celeste y con los hermanos, nos dona su amor, su alegría y su paz”. De hecho, no es la lepra, como preveía la antigua ley judía, la que nos separa del Señor, sino la culpa; la enfermedad espiritual y moral. Jesús en su pasión, ha explicado también el pontífice, se convertirá en un leproso contaminado por nuestros pecados y lo hará por amor, para conseguir nuestra reconciliación, el perdón y la salvación”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37427 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).