El cardenal Rouco celebra en Madrid una multitudinaria misa de acción de gracias por los estatutos del Camino Neocatecumenal

roucokikoEl cardenal Antonio María Rouco Varela, arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal Española, presidió ayer domingo en el Palacio de los Deportes de Madrid una multitudinaria misa de acción de gracias con motivo de la aprobación definitiva de los estatutos del Camino Neocatecumenal.
La celebración contó con la presencia de los responsables a nivel internacional del Camino Neocatecumenal, Kiko Argüello, Carmen Hernández y el sacerdote Mario Pezzi. En la celebración también participaron cerca de 15.000 miembros de las comunidades neocatecumenales de la diócesis de Madrid.
En su homilía el arzobispo de Madrid señaló que el reconocimiento canónico del Camino Neocatecumenal es una muestra de que este movimiento ha nacido y participa de la Comunión de la Iglesia.
Explicó también que se trata de un verdadero camino de iniciación cristiana que ha ayudado a la conversión de miles y miles de personas que se han dejado encontrar por Jesucristo entrando a formar parte de la Iglesia. El Camino, explicó, ha sido y es una gracia del Señor para que muchos hijos suyos vivan el encuentro con el Señor y se encuentren con más exigencia de fe.
El cardenal Rouco animó a todos sus miembros a continuar siendo testigos vivos de la realidad del Evangelio. “El Camino ayuda a la Iglesia a recordar que llevamos al Señor en el corazón de sus hijos y a vivir en la fidelidad del Señor”, señaló monseñor Rouco Varela.
Finalmente el arzobispo de Madrid señaló que es hora de la esperanza y de la acción de gracias por el reconocimiento del Camino en el seno de la Iglesia, y deseó que su historia siga siendo larga y fecunda. “Que el Camino siga siendo reconversión profunda de la vida y que continúe siendo un fiel instrumento del sacramento del amor de Cristo”, concluyó.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39187 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).