Un nuevo curso pastoral


Mons. Casimiro López Llorente          La Iglesia diocesana con sus comunidades parroquiales y religiosas, en los movimientos, asociaciones y grupos, en los colegios católicos y en las clases de religión se dispone a comenzar un nuevo curso. El Señor Jesús nos llama a ponernos al servicio de la misión que Él nos ha confiado. Jesús nos sigue diciendo hoy: “Id y haced discípulos a todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado” (Mt 28,19-20).

Siguiendo con la aplicación del Plan Diocesano de Pastoral, el curso pasado nos centrábamos en la Iniciación cristiana. Este año nos vamos a fijar de modo especial en la Eucaristía, como centro de la vida y misión de nuestra Iglesia diocesana, de nuestras parroquias y de todo cristiano.

El Concilio Vaticano II enseña que la Eucaristía es la fuente y la cima de la Iglesia: de su ser, de su vida y de su misión (LG 11). También las parroquias tienen su centro, fuente y cima en la Eucaristía. Una parroquia es sobre todo una comunidad de fieles cristianos, que forman la familia de Dios en un pueblo o un barrio. Urge superar el individualismo en la Iglesia. La dimensión comunitaria es propia de todo cristiano, porque fue voluntad de Dios “el santificar y salvar a los hombres, no aisladamente, sin conexión alguna de unos con otros, sino constituyendo un pueblo” (LG 9). A pesar de sus deficiencias y de sus dificultades, cada parroquia hace concreta a la Iglesia, y ésta es el Pueblo de Dios, la comunidad de fieles.

La comunidad parroquial nace, crece y se edifica en la Eucaristía; es ante todo una comunidad eucarística. Una parroquia no nace de la voluntad de un grupo de personas que decide asociarse para lograr unos fines, sino que tiene su origen último en el misterio de la redención, que se actualiza en cada Misa. La parroquia nace como comunidad en torno a la Eucaristía, que es la fuente constante de su existir, de su vida y de su misión; ella es la asamblea de las personas llamadas por el Señor Resucitado, reunidas en torno a su Mesa, y existe como comunidad de fieles cuando se reúne para celebrar la Cena del Señor. Como dice el Concilio Vaticano II, “no se construye ninguna comunidad cristiana si ésta no tiene su raíz y centro en la celebración de la sagrada Eucaristía… Esta celebración, para que sea sincera y cabal, debe conducir lo mismo a las obras de caridad y de mutua ayuda de unos para con otros, que a la acción misional y a las varias formas del testimonio cristiano” (PO 6, e).

Para hacer de nuestras parroquias comunidades, vivas y evangelizadoras, hemos de cuidar la celebración de la Eucaristía y su dimensión comunitaria; y hemos de propiciar que los feligreses participen en la Eucaristía dominical, y lo hagan de una forma activa, consciente y plena –con la debida disposición-. Necesitamos tomar conciencia y experimentar que es el mismo Señor Jesús, vivo y presente, quien nos convoca a la Eucaristía, nos reúne en torno a la Mesa de su Palabra y de su Eucaristía y quien hace de nosotros comunidad. Es la comunión del Cuerpo de Cristo, lo que hace de la parroquia Cuerpo de Cristo, la Iglesia en el barrio o en el pueblo. Es el Señor mismo quien al final de cada Eucaristía nos envía a la misión para ser testigos del Amor de Dios que hemos proclamado y celebrado, de palabra y por las obras. Sin la Eucaristía en el Domingo, el día del Señor, tampoco hoy puede vivir un bautizado, ni ser un discípulo misionero del Señor.

Para rezar y reflexionar sobre los retos y las implicaciones pastorales que hoy nos plantean la Eucaristía dominical y la celebración del Domingo, el día de Señor, celebraremos una Jornada diocesana de Apertura del Curso pastoral, el sábado 15 de septiembre, por la mañana, en el Seminario Diocesano Mater Dei en Castellón.

+ Casimiro López Llorente

Obispo de Segorbe-Castellón

imprimir
bookmark icon

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies