Card. Filoni: “El corazón de la obra misionera es el nombre de Jesús”


El cardenal Fernando Filoni, prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos y delegado del papa Francisco para el V Congreso Americano Misionero, presidió la misa que inauguraba el V Congreso Americano Misionero, VCAM, que se está celebrando en Bolivia, con el lema “América en misión, el Evangelio es alegría”.

Ayer por la tarde, el cardenal presidió la Misa con la que quedaba inaugurado el V Congreso Americano Misionero y se pedía la “bendición de Dios” para “entender y llevar adelante la obra que Jesús dejó a sus discípulos antes de retornar al Padre”. Esa obra es la obra misionera, cuyo corazón y centro es el “nombre es Jesús” (que en hebreo significa «Dios ayuda»).

Como dijo el prefecto, “en el nombre de Jesús está toda bendición de Dios para la humanidad” y “la obra misionera es una bendición para todos aquellos que anuncian el nombre del Señor”. El cardenal Filoni destacó que es necesario ser conscientes lo que es en verdad la obra misionera, para que “no se reduzca a filantropía o a nuestras obras de buena voluntad”.

Desarrollando esta idea, el delegado pontificio continuó diciendo que incluso “las obras de bien” (la educación, la justicia, la preferencia por los pobres, etc.) “tienen como lazo de unión indisoluble el nombre de Jesús, y por tanto todo es bendición”. Asimismo, dijo que “cualquier obra misionera es al mismo tiempo anuncio y testimonio”.

El cardenal se extendió explicando- en la apertura del V Congreso Misionero Americano- en qué consiste ese anuncio y testimonio: “Anuncio de Jesús, de su obra, de su amor, de su ternura, de su cargarse con mis pecados y que en el arrepentimiento está el perdón. Si falta la conciencia de reconocer lo que Dios ha hecho en mi vida, resultamos superficiales, quedamos vacíos y no somos para nada creíbles. Hoy es fundamental ser creíbles, no por la multiplicidad de nuestras palabras, sino por el testimonio de la vida recibido en Cristo”. El prefecto dijo que compartir de este modo la propia experiencia “es abrir el surco de la vida a los demás para que Dios ponga la semilla de la fe y de la gracia”.

En este momento de su homilía, en la misa de apertura del Congreso Americano Misionero, el cardenal Filoni suscitó los aplausos de los asistentes al poner como ejemplo de “misionera en nuestro tiempo” a la beata Madre María Ignacia de Jesús, fundadora del Instituto de Misioneras Cruzadas de la Iglesia, que el Santo Padre canonizará el próximo 14 de octubre.

Finalmente, el enviado del Papa al V Congreso Misionero Americano (VCAM) dijo que este “importante evento eclesial americano” nos permitirá “valorar nuestro compromiso misionero” y renovar el empuje “en el amor y la pasión por Cristo”.

“Amar a esta tierra americana significa hacerle el don de Jesús bendito”, dijo antes de concluir agradeciendo en nombre del Santo Padre a los obispos y las autoridades de Bolivia, y especialmente a monseñor Sergio Gualberti, arzobispo de Santa Cruz de la Sierra, como anfitrión; al presidente de la Conferencia Episcopal de Bolivia, monseñor Ricardo Centellas; y al director nacional de Obras Misionales Pontificias en Bolivia, Eugenio Scarpellini.

La Delegación Española que está asistiendo al V Congreso Americano Misionero (VCAM) en Bolivia, está integrada por el subdirector de Obras Misionales Pontificias (OMP), José María Calderón; y los delegados de Misiones de Jaén, Manuel Alfonso Pérez; y de Bilbao, Felicitas Martín. Como dijo Calderón antes de emprender el viaje, “España se siente muy implicada en la Misión en América”, donde trabaja el 55 % de los misioneros españoles.

(OMP)

imprimir

bookmark icon

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies