Arturo Sosa invita a los jesuitas a formar ciudadanos universales


Del 11 al 14 de mayo el P. General de la Compañía de Jesús, Arturo Sosa, ha realizado una visita a los jesuitas y laicos de Madrid, Valladolid y Alcalá de Henares. Es la primera visita oficial a la Provincia de España desde su elección en 2016.

Tendrá continuidad el próximo mes de julio cuando acuda a la reunión internacional de universidades jesuitas que se celebrará en el santuario de Loyola (8-12 de julio). Nuevamente, del 21 al 27 de septiembre regresará a España, en esta ocasión a Cataluña, con motivo de las reuniones de los provinciales jesuitas de Europa.

Durante estos días, Arturo Sosa ha participado en la reunión ordinaria de superiores jesuitas de España, ha visitado las enfermerías ­–residencias para jesuitas mayores y enfermos- de Villagarcía de Campos (Valladolid) y Alcalá de Henares (Madrid), ha mantenido varios encuentros con jesuitas y laicos y ha presidido la eucaristía en la Iglesia del Corazón de Jesús de Valladolid. Los equipos directivos de los 70 centros educativos jesuitas de España también han tenido la ocasión de reunirse con el P. General, quien asimismo se ha entrevistado con el arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro, el arzobispo de Valladolid, cardenal Ricardo Blázquez, y el obispo de Alcalá de Henares, Mons. Juan Antonio Reig Pla.

El P. General ha confirmado que su gobierno seguirá los pasos que le dictó la Congregación General basados en la reconciliación con los otros, con Dios y con la Creación. Ha señalado como retos para la Provincia de España: la profundidad espiritual e intelectual, así como potenciar la reflexión teológica que el Papa ha pedido a los jesuitas.

A lo largo de estos días ha lanzado algunos mensajes importantes sobre cómo poner en marcha el trabajo que planteó la Congregación General. A través de un discernimiento en común, que esté en conexión con la planificación apostólica; de la colaboración con los laicos, de potenciar la comunicación como herencia ignaciana y del trabajo en redes, como modo ordinario de acción. También ha insistido en la necesidad de una conversión ecológica de la Compañía de Jesús y ha instado a los jesuitas a que ayuden a transformar la cultura desde el trabajo educativo, en concreto potenciando la interculturalidad.

También se ha referido a los grandes desafíos de la Iglesia y, por tanto, de la Compañía de Jesús. El primero, encarnar la eclesiología del Vaticano II para que la iglesia se convierta en el pueblo de Dios, una iglesia laica, comunidad de comunidades, abierta a la inspiración del Espíritu Santo y capaz de discernir. El segundo desafío es, desde su punto de vista, cómo la iglesia se fija más en el poder de los signos que en los signos del poder, ejemplificándolo en los cambios que ha llevado a cabo el papa Francisco. El tercer desafío para Aturo Sosa es la formación de los ciudadanos universales en un mundo intercultural. Es decir: “Cómo hacemos para que la globalización no signifique homogenización, para valorar la interculturalidad como valor universal y conseguir una ciudadanía que se ponga al servicio del bien común (…) Ahí es donde el Evangelio tiene una fuerza enorme. Un ciudadano es el que es capaz de poner el bien común por encima de su bien particular”.

Sobre la situación en su país natal Venezuela ha querido expresar el gran trabajo que los jesuitas y la iglesia están realizando allí, así como la gran esperanza que reside en ellos y que se expresa en muchas iniciativas nuevas que se están generando, como la de Puentes de Solidaridad, recientemente presentada en el Vaticano.

(Jesuitas)

imprimir

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on RedditDigg this
bookmark icon

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies