Saludo del Nuncio Apostólico a los Obispos españoles reunidos en su CXI Asamblea Plenaria


Del 16 al 20 de abril los obispos españoles se encuentra reunidos en Asamblea Plenaria en Madrid. Tras el discurso pronunciado por el cardenal Ricardo Blázquez, presidente de la Conferencia Episcopal Española, el nuncio apostólico en nuestro país, Mons. Renzo Fratini, se ha dirigido a los obispos

El representante del papa Francisco en España ha hecho alusión en su saludo a los obispos a la “Nueva Ratio Fundamentalis Institutionis Sacerdotalis. El don de la vocación presbiteral”. También centró la atención sobre la aplicación de la Constitución Apostólica Veritatis Gaudium sobre las Universidades y Facultades Eclesiásticas, y también el tema de la revisión de los requisitos exigidos para obtener la Declaración Eclesiástica de Competencia Académica. Tampoco olvidó la celebración en octubre del próximo Sínodo de los Obispos sobre los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional.

Saludo del Nuncio a la Asamblea de obispos

Eminentísimo Señor Cardenal Presidente,

Eminentísimos Señores Cardenales,

Excelentísimos Señores Arzobispos y Obispos,

Señoras y Señores:

Correspondiendo a las expresiones de comunión con el Santo Padre por parte del Episcopado español, significadas en su apreciada invitación, acudo agradecido al acto inaugural de la CXI Asamblea de esta Conferencia. Permítanme que, al hacerles llegar mi saludo más cordial, me refiera a algunos de los aspectos a tratar en sus deliberaciones y proyectos.

1.En primer lugar, quisiera animarles en la aportación a la iniciativa del Papa sobre el próximo Sínodo de los Obispos sobre los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional. Desde la experiencia pastoral y el hecho de que, en realidad, este episcopado ha tomado en cuenta con frecuencia este punto de importancia trascendental, estoy seguro que es mucho lo que ahora puede aportar a esta iniciativa del Pontífice que, como bien saben, incide en el acompañamiento de los jóvenes para que reconozcan y acojan la llamada a la “vocación al amor” invitándoles “a escuchar la voz de Dios que resuena en el  corazón de cada uno a través del soplo vital del Espíritu Santo” (Carta a los jóvenes, 13/1/2017).

2.Otro punto muy importante, y que, de algún modo, no deja de estar en consonancia con el precedente, es el referente a la implementación de la “Nueva Ratio Fundamentalis Institutionis Sacerdotalis. El don de la vocación presbiteral” emanada por la competente Congregación para el Clero.  Se trata de formar “apóstoles para los jóvenes” de nuestro tiempo, como bien recogía el lema de esta Conferencia para la última campaña del día del Seminario, el pasado 19 de marzo. En la presente Asamblea está la decisión sobre las grandes líneas de concreción para España de la Ratio, sabiendo que, para el fin pretendido, esto es, los necesarios pastores-evangelizadores para nuestro tiempo, la clave está en la formación en sus aspectos cultural, humana y espiritual. La experiencia nos dice qué importante es poner los puntos firmes, las bases que permiten ver la realidad y superar las tempestades de la vida desde la roca de la experiencia religiosa, la amistad con el Señor y la escucha atenta de su Palabra.

3.Por último, el tema de la formación llega también a otros aspectos del temario como son la atención sobre la aplicación de la Constitución Apostólica Veritatis Gaudium sobre las Universidades y Facultades Eclesiásticas, y también el tema de la revisión de los requisitos exigidos para obtener la Declaración Eclesiástica de Competencia Académica. El Papa señala, en el proemio de Veritatis Gaudium que, “la tarea urgente en este momento consiste en que todo el Pueblo de Dios se prepare a emprender con espíritu una nueva etapa de la evangelización” (Proemio, 4). La formación en la que insiste el Papa, afecta a toda la persona integrando “la contemplación y la introducción espiritual, intelectual y existencial, en el corazón del Kerigma… La alegría de la verdad – explica el Papa – es Jesús”. El es el centro vivo que da a la ciencia su raíz y su unidad. De este modo y “solo así, será posible superar la nefasta separación entre teoría y práctica, porque en la unidad entre ciencia y santidad consiste propiamente la índole verdadera de la doctrina destinada a salvar el mundo” (Ibíd.).

Termino mis palabras, que quieren ser eco de sus corazones dispuestos a trabajar con gozo, reiterándoles, una vez más, mi más gustosa disponibilidad para con todos y cada uno. Toda actividad pastoral contribuye a formar un auténtico testimonio de santidad, vocación a la que Dios llama a todos.  Cuenten por ello, especialmente estos días, con mi oración, para que, cumpliendo en común esta responsabilidad, por la intercesión de la Santísima Virgen María, otorgue el Señor éxito a los trabajos de esta Asamblea.

Muchas gracias.

 

imprimir
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on RedditDigg this
bookmark icon

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies