Ernesto Brotóns: “Los 500 años de la Reforma nos invitan a profundizar en el diálogo luterano-católico”


Las XXIII Jornadas de Teología de Aragón, que se celebrarán los días 16 y 17 de febrero en Zaragoza, giran en torno a la figura de Lutero y el ecumenismo hoy.

“Del conflicto a la comunión: 500 años de la Reforma”. Así reza el lema de las XXIII Jornadas de Teología de Aragón, que organizadas por el Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón (CRETA) y el Instituto Superior de Ciencias Religiosas “Nuestra Señora del Pilar”, se celebrarán los próximos 16 y 17 de febrero en la Casa de la Iglesia de Zaragoza. El director del CRETA, Ernesto Brotóns, nos acerca este encuentro, dirigido a estudiantes y profesores de Teología pero abierto a cualquier persona que quiera conocer mejor los fundamentos de su fe.

¿Por qué un lema tan optimista?

El lema en sí mismo indica un giro importante respecto a los anteriores centenarios de la Reforma, fruto de cincuenta años de diálogo luterano-católico. Asistimos a la primera conmemoración centenaria de la misma en una época ecuménica. Y lo hacemos no como “extraños”, ni “adversarios”, sino como hermanos que van dejando de lado viejos prejuicios para rezar y trabajar juntos, dando así testimonio de nuestra fe en común.

¿Qué aprendizaje podemos extraer de todos estos años?

Hemos aprendido a reconocernos, a querernos, a aceptar que, en Cristo, en quien todos estamos ya unidos por el bautismo, es más lo que nos une que lo que nos separa; incluso hemos aprendido a agradecer y apreciar los dones de Cristo en el otro.

¿Con qué enfoque se han planteado las jornadas?

Vamos a contextualizar históricamente el acontecimiento de la reforma protestante y la figura de Lutero, tanto en el momento cultural, histórico, político, social y religioso del siglo XV-XVI como en el clamor de reforma que se venía arrastrando desde mucho antes. En concreto, estudiaremos la famosa frase de san Pablo que marcó a Lutero: “El justo vivirá por la fe”.

¿Tan importante fue ese momento histórico?

La Reforma de 1517 fue un acontecimiento decisivo en la historia de la Iglesia y de la Teología. Como reconocieron en Lund el papa Francisco y el obispo Munib Yunan, “aunque estamos agradecidos profundamente por los dones espirituales y teológicos recibidos a través de la Reforma, también reconocemos y lamentamos ante Cristo que Luteranos y Católicos hayamos dañado la unidad visible de la Iglesia”.

¿Es posible curar las heridas?

El ecumenismo, por el que oramos, es don de Dios. Y, a su vez, es un camino artesanal, amasado de confianza mutua, que recorremos juntos de la mano del Espíritu. Es mucho más que un mero intercambio de ideas o un debate ideológico, es un intercambio de dones y una constante llamada a “testimoniar juntos la gracia misericordiosa de Dios, hecha visible en Cristo crucificado y resucitado”.

Más allá de estas jornadas, ¿qué oferta el CRETA durante el año?

Desde sus comienzos, el CRETA ha tenido como objetivo favorecer y promover la reflexión filosófico y teológica, el diálogo fe-cultura. Los estudios que ofrecemos son, ante todo, una reflexión de la vida a la luz de la fe. Es una oportunidad para los creyentes, para dar razón de su esperanza. Y también para los no creyentes que tienen una actitud abierta, pues podrán conocer mejor lo que significa la fe cristiana, nuestra comprensión del mundo, de la persona, de la sociedad. En definitiva, un conocimiento mejor de la vida de Jesús.

(José Antonio Albalad – Iglesia en Aragón)

imprimir

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on RedditDigg this
bookmark icon

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies