Crónica de la peregrinación a Lourdes 2012 desde la diócesis de Santander


En la diócesis de Santander la Hospitalidad diocesana de Nuestra Señora de Lourdes ha realizado su LXII peregrinación al Santuario de Lourdes. Lo hizo durante la semana de Pascua, del lunes 9 al viernes 13 de abril.

Presidida por el Obispo de Santander, monseñor Vicente Jiménez, junto a él trece
sacerdotes diocesanos, tres médicos, cuatro enfermeras, 120 enfermos, 145 Hospitalarios (Damas y Camilleros), incluidos personal e internos de los Centros penitenciarios que existen en Cantabria, “El Dueso y Candina”, un grupo de 21 jóvenes, menores de 16 años de Renedo, Tanos y Santander, guiados por dos sacerdotes Alejandro Solórzano y Manuel Angel Romero, y 124 peregrinos de toda la diócesis de Santander y Mena.

El lunes al llegar se realizó una presentación de Power-Point, enmarcando el tema del
año “Rezad el Rosario con Bernardette”

El martes de madrugada, en la gruta de Massabielle a los pies de la Virgen, se celebró la misa de presentación, presidida por el Obispo y concelebrantes. Seguido se realizo el Vía Crucis, cada estación comentada por peregrinos, sacerdotes y hospitalarios. La maravilla de las imágenes centraban la meditación. Por la tarde, el Obispo de Santander presidió la procesión del Santísimo, en la basílica de San Pío X (la subterránea) debido al mal tiempo.

El miércoles unas 20.000 personas, 200 sacerdotes cuatro Obispos y el Cardenal de Lyón, participaron en la Misa internacional. Por la tarde, se celebró una fiesta de convivencia entre todos los participantes de la peregrinación.

El jueves por la mañana, enfermos y hospitalarios salieron de compras. Ya por la tarde, en la Basílica del Rosario, se celebró la misa del compromiso. 8 hospitalarios que, al cabo de tres años de asistencia, libremente se consagran y se comprometen ante María para ser Hospitalarios, así como un grupo de 14 peregrinos que, después de cinco años, reciben un distintivo por su colaboración en la Hospitalidad. La Eucaristía la presidió el Consiliario Nacho Ortega.

El viernes, y después de una catequesis, 146 personas recibieron en la Eucaristía de despedida el sacramento de sanación de la Unción de enfermos, preparado por Prudencio Cabrero. Era la primera vez que se realizaba, y cada dos o
tres años se podría volver a repetir. Concluida la Eucaristía, los participantes se dirigieron hacia los 13 autobuses, que tomaron rumbo a los lugares de origen.

Gracias, María, Madre de Dios, y a todos los que han hecho posible esta peregrinación.

(Nacho Ortega, Consiliario)

imprimir

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestShare on RedditDigg this
bookmark icon

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies